Charlas 2014

Contacto: Dra. Daniela Inés Iriarte diriarte (en) exa unicen edu ar

Viernes 21 de Marzo de 2014 - 14.30 horas - Lugar: IFAS - Instituto de Física Arroyo Seco, Fac. Cs. Exactas, Campus Universitario-Tandil
Dr. Manuel Calvo-Rathert, Profesor Titular de la Universidad de Burgos (España).

Investigaciones Paleomagnéticas y de Paleointensidad en Georgia (Cáucaso)
Se presentan resultados de investigaciones de magnetismo de las rocas, paleomagnetismo y paleointensidad llevadas a cabo durante los últimos años en secuencias de coladas volcánicas y sedimentos de origen volcanogenético de edad Pleistocena y Pliocena de la República de Georgia en el Cáucaso. Los trabajos realizados se han desarrollado principalmente en muestras provenientes de la meseta de Djavakheti y han estado dirigidos sobre todo al estudio de las variaciones del campo magnético terrestre pero también al arqueomagnetismo.
Viernes 11 de Abril de 2014 - 14.30 horas - Lugar: IFAS - Instituto de Física Arroyo Seco, Fac. Cs. Exactas, Campus Universitario-Tandil
Dr. Héctor Ranea Sandoval, Profesor Titular de la Fac. de Cs. Exactas, UNCPBA e investigador del CONICET.

HISTORIA CONJUNTA DE LOS RELOJES Y LA ÓPTICA. Las reglas ópticas que midieron el tiempo.
¡No tire su reloj! Estamos de acuerdo que atrasa un poco. ¡Qué va a hacer, todos los relojes lo hacen! (Mentira: algunos adelantan). ¿Qué pueden ser unos quince segundos por mes? ¿Perdió, acaso, el tren de las 8 AM? ¡Tome el primero después del de las 9:09, amigo o amiga! No vaya a tirar el reloj en el momento en que le diga que hay relojes atómicos para usar como pulsera (todavía son feos, pesados y caros) que podrían perder un segundo cada mil años. Y eso no es nada, porque esa pérdida de tiempo podría ser una enormidad frente a los nuevos relojes basados en peines de frecuencia (que no se usan en el bolsillo de la dama ni en la mochila de los caballeros) que podrían perder un segundo en 11,5 billones de años (por favor, entenderlos a nuestra manera). No tire su reloj, sobre todo porque nadie le garantiza que pueda vivir esa bocha de años. Imagínese. En cambio, sugiero que le mire con cariño, ya que con los relojes Peter Heinlein (los famosos "huevos de Nuremberg" [que no eran huevos, se lo adelanto]) hubiera perdido hasta el apetito si no los corregía con el de la iglesia más cercana a su domicilio, que tampoco era una garantía porque si se olvidaban de calibrarlo con el sol acostaban a las gallinas a la madrugada en pocos días. Así que, lo repito: ¡No tire su reloj! Y... ¿por qué le habré puesto un título con la luz? ¡Ah, sí! Están los relojes de Sol, las estrellitas, las cabritas, los láseres. Y eso. Para terminar, podemos hablar del tiempo, si nos dejó algo de sí.